Categorías: Escritos Relatos
Ser

índice

Podemos quedarnos sentados esperando a que nos abrace el don de la palabra. Podemos seguir con los ojos cerrados, ignorando el repiqueteo de la arena abrasándonos la piel desnuda. Podemos seguir usando excusas desgastadas bajo la falsa bandera del entendimiento. Musitar en el silencio, violando el eco de la palabra no dicha. Rodar escaleras abajo, serpenteando al miedo y el olvido. Comenzar a emerger del naufragio, no así los muertos que no fuimos, para desenterrar de nuestros labios, el musgo y las espinas. Besarnos…

Continúa leyendo…

Categorías: Escritos Relatos
Desprendiendose

2—Me da miedo ese hombre.
—¿Por qué?
—Porque grita. Nunca habla, sólo te ve y grita. Además, siempre anda sucio y solo. No le mira a nadie a los ojos. Creo que es peligroso.—Reflexionó un poco y acto seguido, sentenció—. Ese tío está loco.
—¡Qué curioso! A mí me das más miedo tú.
—¡¿Yo?! —se sorprendió—. ¿Por qué?
—Porque juzgas.

Dicho ésto, se levantó del banco y sin añadir nada más, se alejó sonriendo. Aquél paseo por el parque le hizo creer que sus pies flotaban. En parte, así era. Empezaba a comprender lo hermoso de vivir sin juicios ni etiquetas.

Categorías: Escritos Relatos
Confidencia…

11102923_401375940045502_228676201182447600_o

Me pregunto por qué el viento musita tu nombre. Cómo hace para calcar letra a letra, tu aroma, entre las hojas del bosque. Con qué propósito crea y compone de nubes y bruma, el remolino de tu piel sobre las montañas lejanas.

 

Dime, ocaso, ¿cómo es que hiela su ausencia, entre tus rayos?

Página 10 de 11Inicio...1011