Categorías: Escritos Relatos
Declaracion de intenciones

Declaracion de intenciones

A ti, amor,

Que eres risa brotando de mis venas. Melodía invisible, que envuelve mi madrugada. La luz palpitante en el centro de mi pecho… Mi equilibrio.

He de decirte que yo… voy a dejar de quererte… sólo un poquito. Necesito reconectar con ese abismo helado al que se enraizó mi corazón… hasta que llegaste.

Voy a marcharme y apartarte a un lado… sólo, por un ratito. Deseo escuchar el sonido de mis pasos sobre el asfalto, cuando la lluvia se lleva consigo mi melancolía, en forma de lágrimas.

Voy a pensar que, a partir de ahora, no formas parte de mi mundo… sólo, por probar. Para sentirme desorientada de nuevo, ensimismada en mis pensamientos repetitivos, ausente… Inconsciente.

Voy a dejar que la monotonía empañe mis ojos y me haga creer que formo parte de un sistema apolillado… como cuando no te conocía. Respirar la polución de un aire enrarecido y percibir mi cuerpo, como a un ser extraño, alejado de todo cuanto le rodea… desconectado de mí.

Continúa leyendo…

Categorías: 2015 Lecturas
Lectura recomendada

Lectura recomendadaLectura recomendada por Pilar Ortiz

Título: Un mundo feliz

Autor: Aldous Huxley

Género: Ciencia ficción

Año de publicación: 1932

Un clásico de la literatura de ciencia ficción de este pasado siglo y una novela que nunca pasa de moda. Un mundo feliz, nos traslada a un futuro donde el ser humano es creado en el fondo de una pipeta y modificado genética y conductualmente, para vivir de manera sumisa y complaciente, en un estatus social determinado desde el momento de la fecundación del óvulo.

Los seres humanos son clones que visten, trabajan, actúan, piensan e interactúan, en función del grupo social que se les ha impuesto. El mundo en el que viven es una utopía donde no existen guerras, enfermedades ni hambre; la gente vive siempre joven y siempre hermosa hasta el día de su muerte. Sin embargo, esta utopía encierra un lado oscuro. El equilibrio de esta sociedad fue concebido a cambio de sacrificar estructuras tan importantes como la familia, el individualismo, la diversidad cultural, el arte, la literatura, el avance de la ciencia, la religión y la filosofía.

Continúa leyendo…

Categorías: Escritos Poemas
The end

The endThe End

Al final de todo,

lo más lejos posible,

te encontraré,

abatido y consumido,

despojado de todo

lo que un día fuiste.

A punto de caer,

de aplastar tu viejo rostro

contra el asfalto…

Y en ese preciso instante

de desconsuelo,

como en un arte

prohibido,

el león abrirá

sus alas nuevas

y tú,

como en tus sueños,

volarás.

Imagen: Laurent Rosset

The end
Categorías: Escritos Relatos
Premio local

Premio localEntrega de premios José Rodríguez Dumont, en el centro de la fotografía Pilar Ortiz, ganadora del Premio Local.

El pasado sábado 30 de abril, tuvo lugar la entrega de premios y becas de estudio, del XVIII Certamen Literario «José Rodríguez Dumont». Al final de esta entrada, tenéis un par de enlaces a esta noticia, por si queréis echarle un vistazo.

Me gustaría dar mi punto de vista del evento, ya que, por segundo año consecutivo, me eligieron como ganadora de la categoría de relato corto a nivel local.

Este año disfruté muchísimo de la compañía del resto de premiados del certamen. Fue un verdadero placer conocer e intercambiar impresiones con Laura, Noelia y Alberto, y me alegré muchísimo de volver a ver a Marina, como ganadora de la categoría juvenil. Ha mejorado mucho su estilo, en tan sólo un año.  Además, no pude darle más que una felicitación a la pequeña Ainhoa, que, debido a su juventud, estaba deseando salir corriendo de allí. Su tierno relato, nos llegó a todos.

Continúa leyendo…

Categorías: Escritos Relatos
No te ames

No te amesNo te ames, el amor está sobrevalorado. Preocúpate más por agradar a otros, pues no eres nadie si estás sola. No te ames, no merece la pena mirar hacia adentro, donde viven tus demonios. Sólo cúbrete de ropas bonitas y sepulta tu rostro bajo la lápida del buen maquillaje (ese que te cuesta tanto dinero conseguir y que te consume tanto tiempo en aplicar, para que, de esta manera, parezca que no llevas nada).

No te ames, nadie necesita que lo hagas y a nadie le importa lo que tú necesites. Piensa que todo el mundo se rendirá a tus pies, si tus dientes brillan más que tus ojos tristes. Nadie se fijará en lo vacía que está tu alma, si pintas tus labios del carmín más sensual que encuentres. No te ames, porque el amor, no es cosa de uno ni de dos. Si quieres disfrutar del cuerpo de quien gustes, ¿para qué amarle? Amar es una palabra bonita que puedes ir regalando a todo el mundo, así creerán que te importan y te verán como tienen que verte: complaciente.  ¿Qué más da lo que tú sientas?

No te ames y cambia de una vez esa birria de cuerpo con el que naciste. Esfuérzate por tener una imagen de photoshop sin photoshop, o acabarás más sola que la una. Ahorra, necesitas dinero para arreglar esa tabla de planchar a la que llamas pechos y esa celulitis que no se va por más cremas que te eches. Acéptalo, nunca te verás lo suficientemente buena para nadie y tendrás celos de cualquiera, porque todos parecen felices en su mierda de vida, excepto tú.

No te ames, consigue que otro te complete. Eres la mitad de alguien y sería una pena acabar tus días, demacrada y rodeada de gatos. Odia tu cumpleaños, total, cuanto más vieja, más fea y a nadie le gustan las feas… ni las gordas, ni las que hablan demasiado, ni las que piensan, ni las que protestan, ni las que tienen carácter (oh, a esas sí que no las traga nadie, son unas mandonas). Continúa leyendo…

Categorías: Escritos Relatos
El velo

El veloEl Velo

Siento que la ilusión se desvanece. La mugre de esta oquedad que me guarda, se ha convertido en una mezcla de lodo y cenizas. Sustancia viscosa que, lentamente, resbala por las paredes e impregna el suelo. Avanza dejando tras de sí, un reguero sombrío. Engulle las juntas de las baldosas y llega hasta mis pies descalzos, empapándolos. Calmando con ellos y por el momento, su sed de mí.

Inspiro. Vapores de desengaño penetran en mi cuerpo y desgarran mi carne junto con mis creencias. Apenas me quedan fuerzas para replantearme si existe una pizca de verdad en mi pasado, pues ya me he rendido ante lo que es y lo que es y lo que soy, son sólo energías en movimiento.

Me gustaría derramarme por el abismo de hielo. Transmutar mi cuerpo hasta hacerlo insustancial. Volar, volar cada vez más alto, como lo haría un ave a través del humo y el fuego, por encima de senderos tortuosos, hasta llegar a su destino. Me encantaría ser valiente y no mirar los vaivenes de este tren oxidado. Temer que mi parada sea la próxima, me muestra lo mucho que aún me queda por aprender. Mientras trato de serenar este instinto primitivo, contemplo las caricias enmohecidas que tatúan mi recuerdo y el anhelo de la lluvia empañando de nuevo, mis ojos, me invita a soñar.

Continúa leyendo…