Categorías: Escritos Relatos
amapolas
Amapolas

Creí conocer la vida y la muy puta, no deja de sorprenderme.

Hoy hay un montón de gente por casa y el alboroto es incesante. ¡Así no hay quien se escuche pensar! ¿Quién me iba a decir a mí, que, a mis setentaitantos, me echaría novio? ¡Ay, si mi pobre madre levantase la cabeza, se volvía a morir del escándalo! Antes, una tenía que llevar el luto hasta su muerte, hoy ya no. Hoy te puedes ir con el vecino de enfrente, que está bien visto y, adiós muy buenas.

Lo que más desearía en este momento, es que me dejasen sola, porque estoy tratando de contar mi historia y con mis hijos, nietos y biznietos, dando vueltas por aquí, no hay manera de atinar. Mira que les quiero con locura, pero me dejan la cabeza trastorná, sobre todo, los más jóvenes. Ya pasé mi juventud criando niños, ya no estoy pa’ tanto crío.

Como os decía, me he ennoviao. Continúa leyendo…

Categorías: Escritos Relatos
Las Aventuras de la Albondiguilla con Coleta

Altibajos

Estas dos últimas semanas han sido bastante difíciles. La motivación ha estado saltando de de aquí para allá como una loca. Digamos que, a momentos eufórica a momentos depresiva.

La semana pasada me sentía más cansada de lo habitual y sin demasiado entusiasmo para terminar de fundirme las pilas en el gimnasio. Fue necesario un plus de fuerza de voluntad por mi parte pero gracias a eso, conseguí alcanzar el objetivo y además, asistí por vez primera a una clase de aero-dance (¿qué carajo era eso?). Continúa leyendo…

Categorías: Escritos Relatos
Las Aventuras de la Albondiguilla con Coleta

Cuesta arriba, no mires abajo.

Afianzar un hábito requiere de constancia. Hasta ahora, había sigo algo muy difícil para mí. El gimnasio, ese lugar al que, para ir, tienes que preparar una mochila, echar a andar, llegar, cambiarte y ponerte a utilizar unas máquinas monstruosas para acabar poniéndote  roja como un tomate. Empezar a sudar y a sudar… quedarte sin respiración y disimular, porque siempre hay alguien bien experimentado que presume de gracilidad mientras que, para sus adentros, se burla de tu sufrimiento. O eso te dice tu subconsciente. Subconsciente hijo de puta, porque siempre es un hijo de puta que trata de sabotear todos tus intentos de progreso. Continúa leyendo…

Categorías: Escritos Relatos
Las Aventuras de la Albondiguilla con Coleta

Sobrevivir a la primera semana

Ya hace una semana que decidí cambiar mi estilo de vida y hacer más ejercicio. Bueno, en realidad, sólo decidí hacer más ejercicio ya que, en cuanto a mi alimentación, tampoco tiene demasiados excesos y se puede clasificar dentro de unos parámetros normales.

Mi objetivo era acudir al gimnasio entre tres y cuatro días a la semana y probar clases grupales nuevas. En esta primera semana puedo decir que he cumplido mi objetivo yendo cuatro días. En esos cuatro días, además, he probado por primera vez las clases de Fitness, Strech Pilates y Tabata. No está mal. Continúa leyendo…

Categorías: Escritos Relatos
Cuando el amor…

Cuando el amor estalla, las emociones te arrastran en un torrente abrumador que sacude tu mundo y te deja medio tonto. Todo es nuevo, tienes un millón de motivos para exprimir el tiempo que pasas junto a esa persona especial.

Cuando el amor te sacude y lo hace fuerte, siempre tienes ganas de más. Tus hormonas están cargadas de excitación y ansias porque el resto de la humanidad, os deje a solas. Continúa leyendo…