Categorías: Escritos Relatos

Ser

índice

Podemos quedarnos sentados esperando a que nos abrace el don de la palabra. Podemos seguir con los ojos cerrados, ignorando el repiqueteo de la arena abrasándonos la piel desnuda. Podemos seguir usando excusas desgastadas bajo la falsa bandera del entendimiento. Musitar en el silencio, violando el eco de la palabra no dicha. Rodar escaleras abajo, serpenteando al miedo y el olvido. Comenzar a emerger del naufragio, no así los muertos que no fuimos, para desenterrar de nuestros labios, el musgo y las espinas. Besarnos…

Dejarte volar y formar parte de ese instante mágico. Tenerte siempre mío en mis sueños más íntimos y así, hacerte eterno. Emocionarme con tus sonrisas, abrazarte. Sentirnos fuertes aunque ya, nada incorrupto quede. Soñar e ir sesgando, poquito a poco, las sonrisas curtidas en la sombra. Podemos abrir los brazos a la caricia de una bruma que desordene, más si cabe, el desequilibrio emocional de este par de corazones daltónicos, que brincan y vibran con las luces férreas de un romance mortuario —o eso dijeron los que ya no caminan—. ¿Qué más dará?

Me gustaría apartar de golpe los velos de este mundo. Los inventos que nos separan, como si engañar fuera el privilegio de unos pocos… Desarreglarme. Darle una patada a lo que me enseñaron. Disfrutar. Volverme loca con el mar y el laísmo de tus pies descalzos bailando torpes, sobre la arena. Entrelazando espuma y sal, tiempo y silencio. Adentrarme contigo, en el camino de la aceptación y del respeto. Vivir lo que es amar sin apegos. Olvidarnos, tú y yo, del mañana y el ayer. Quedarnos, el uno junto al otro, en un estado volátil, enraizados en nuestro centro y abrazando a las estrellas. Dejarnos fluir y de la vida misma, ser nosotros el poema. Amar a fin de cuentas, la sinapsis de nuestros latidos y vivir, como ya pocos hacen, con presencia en el ahora.

The following two tabs change content below.
Pilar Ortiz
Amante de las buenas historias, fruto de una imaginación desbordante. Apasionada, descriptiva y muy visual. Sus cualidades sólo son superadas por sus ganas de aprender y perfeccionarse en el arte de la escritura.
Pilar Ortiz

Publicaciones por Pilar Ortiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *