Categorías: Escritos Relatos
Noche mágica

Noche mágicaNoche mágica.

Recuerdo la noche en la que me enamoré de ti. Éramos jóvenes en busca del misterio. Juntos ascendimos hasta los muros de La Alhambra y nos olvidamos del tiempo en sus jardines. Ni el frío ni la humedad, nos hicieron desistir del disfrute del mármol de sus bancos ni de la belleza de sus fuentes. Recuerdo que mirábamos cada árbol como si pudieran hablarnos y que perseguíamos las acequias en busca de peces de colores. Sentí que volvía a ser una niña y que yo también formaba parte del bosque y la roca.

Visitar La Alhambra de noche es acceder sólo a sus jardines y al exterior de sus edificios pero también, es encontrarte a solas con ellos. Los turistas no suelen venir de noche y la paz y el silencio que reina en el lugar, invitan a acallar la mente y los labios.

Continúa leyendo…

Categorías: Escritos Relatos
Tentativas

Audrey-Kawasaki-she-entwined

Me derrito a cada sorbo tuyo y soy tuya a cada instante. Contengo el aliento cuando tus labios en mis labios se funden, ebrios de saliva. Tu lengua en mi lengua, entregándose en una batalla campal en nombre del deseo… Me desnudas… y corrompes mi cuerpo.

Haces de mis senos, la cúspide de tus deidades más primitivas. Me deleito durante la entrega de tu particular ofrenda de hálito, perlas y carne, sobre el altar de mis pezones pétreos. Les honras, tiemblo.

Continúa leyendo…

Categorías: Escritos Relatos
Declaración

IMG_170071473266082

Muerdo el silencio y de su piel sobre mis labios, el tacto mismo, se transforma en armonía. Renuncio para que mis ojos beban de esta música imperecedera y me vuelvo añil como el tiempo, tiznando de ocres un lienzo hecho de mimbre y de semillas.

Me dejo llevar por el reflejo de una luz que desconoce lo que alumbra, sintiendo, como antaño, la embriaguez de una sonrisa que vuelve suya a quien la toca. Esa caricia desnuda que aflora en los rincones del subconsciente. Ese recuerdo que emana al desdoblarme, como si mi piel y mi alma fueran dos caras del mismo folio y a la vez, nada. Sólo un instante en el vientre del gigante. En la burbuja de casualidades que componen esta realidad incierta —o este sueño ilusorio—.

Continúa leyendo…

Categorías: Escritos Relatos
Confidencia…

11102923_401375940045502_228676201182447600_o

Me pregunto por qué el viento musita tu nombre. Cómo hace para calcar letra a letra, tu aroma, entre las hojas del bosque. Con qué propósito crea y compone de nubes y bruma, el remolino de tu piel sobre las montañas lejanas.

 

Dime, ocaso, ¿cómo es que hiela su ausencia, entre tus rayos?