Categorías: Escritos Lecturas
Un nuevo comienzo
Un nuevo comienzoUn nuevo comienzo.

Hace casi una década que empecé mi andadura por el universo de Internet. En ese tiempo, he abierto tres blogs bajo este mismo nombre. Todos y cada uno de ellos marcan una época, una madurez y una búsqueda que, con el paso de los años, se ha ido moldeando.

Hoy se inicia una nueva etapa en mi proyecto de escritora. Todos las publicaciones que se incluyan a partir de ahora serán, en su mayoría, nuevos e inéditos (salvo excepciones que rescate del baúl de los recuerdos).

Todas las publicaciones anteriores a esta entrada, son un resumen de mis antiguas publicaciones en blogs. Por tanto, podéis seguir disfrutando de ellas aquí.

Espero que disfrutéis de este lugar.

¡Bienvenidos!

Categorías: Escritos Relatos
Serena

mujer_volando_colorUn día me iré de este mundo y de mi presencia hará el viento, mi estela. Musitaré desde las copas de los árboles, mullidos versos en liquen y humedad. Me querré parecer, entonces, a esa melodía que vuelve a mí, para entregarme los sentidos del silencio.

Cuando yo me haya ido, comprendo que el fluir de la palabra ya no irá ligado a los errores cometidos ni a las esperanzas descarnadas. Trascenderá como el agua burbujeante de un volcán submarino, y aparecerá así —como en una explosión—, el brío de una emoción incontenible. Enmudecerán los labios, sollozarán los ojos y del pecho malherido, brotará una flor sedosa, que embriagará a quienes un día, enredaron su mirada entre los recovecos de mis líneas, buscándome… Palpando verso a verso, las curvas de una mente fantasiosa… hasta hallarme en ellas, enredada y complacida. Feliz.

Continúa leyendo…

Categorías: Escritos Relatos
Ser

índice

Podemos quedarnos sentados esperando a que nos abrace el don de la palabra. Podemos seguir con los ojos cerrados, ignorando el repiqueteo de la arena abrasándonos la piel desnuda. Podemos seguir usando excusas desgastadas bajo la falsa bandera del entendimiento. Musitar en el silencio, violando el eco de la palabra no dicha. Rodar escaleras abajo, serpenteando al miedo y el olvido. Comenzar a emerger del naufragio, no así los muertos que no fuimos, para desenterrar de nuestros labios, el musgo y las espinas. Besarnos…

Continúa leyendo…