Categorías: Escritos Relatos
El velo

El veloEl Velo

Siento que la ilusión se desvanece. La mugre de esta oquedad que me guarda, se ha convertido en una mezcla de lodo y cenizas. Sustancia viscosa que, lentamente, resbala por las paredes e impregna el suelo. Avanza dejando tras de sí, un reguero sombrío. Engulle las juntas de las baldosas y llega hasta mis pies descalzos, empapándolos. Calmando con ellos y por el momento, su sed de mí.

Inspiro. Vapores de desengaño penetran en mi cuerpo y desgarran mi carne junto con mis creencias. Apenas me quedan fuerzas para replantearme si existe una pizca de verdad en mi pasado, pues ya me he rendido ante lo que es y lo que es y lo que soy, son sólo energías en movimiento.

Me gustaría derramarme por el abismo de hielo. Transmutar mi cuerpo hasta hacerlo insustancial. Volar, volar cada vez más alto, como lo haría un ave a través del humo y el fuego, por encima de senderos tortuosos, hasta llegar a su destino. Me encantaría ser valiente y no mirar los vaivenes de este tren oxidado. Temer que mi parada sea la próxima, me muestra lo mucho que aún me queda por aprender. Mientras trato de serenar este instinto primitivo, contemplo las caricias enmohecidas que tatúan mi recuerdo y el anhelo de la lluvia empañando de nuevo, mis ojos, me invita a soñar.

Continúa leyendo…

Categorías: Escritos Relatos
Otoño

OtoñoOtoño.

Lúgubres y asonantes, así son los versos que nos sostienen. Ni el crepitar de la hoguera vence ya, nuestro invierno. Se han desdibujado palabras cargadas de dulzura… Como si fuera tan fácil desvestirse de ellas… Ahora quedan suspendidas dentro de un frasco de formol… en busca de la melodía, de aquella melodía….

Esta noche vino a verme la muerte y acarreó consigo, algunos de mis yoes pasados… y con ellos, te trajo a ti… quimera hostil de rostro cambiante. Reviví lo que era estar contigo y el resultado fue un vacío inmenso… Te has paseado por fragmentos de mí que quedaron obsoletos, mientras te vigilaba en la distancia. Intentaste de nuevo, hacerme sentir, como si creyeras que  aún te necesito.

Continúa leyendo…

Categorías: Escritos Relatos
Si les ves

Si les vesSi les ves.

Se me acabaron las ganas de seguir bailando. Ya ves, hasta descalza puedo decir que siento el vértigo de las alturas… He paseado mucho tiempo con los dedos entumecidos. Algunas veces, lo hice tratando de acercarme a la gente de este mundo… otras, para huir de todos ellos…

No me apetece seguir con esta música. Siento que estoy haciendo el imbécil… Ahora te pido que me dejes a solas por un minuto. No me importa estar sentada sobre este suelo helado. Me repondré, ya lo verás. Perdona si te digo, que lo que me ocurre es solamente cosa mía… No quiero hablar con nadie en este momento. Tampoco aguanto ahora, que me hagas compañía. Sólo necesito quedarme sentada aquí, sobre el frío pavimento. Abrazar mis rodillas y perder la mirada en el vacío… Es posible que allí pueda encontrar algo de consuelo.

Llevo días simulando ser y estar bien, cuando lo cierto es que ambos sabemos que no es verdad… Déjame expresar tranquila mi gesto serio, no me sale usar otro. Estoy cansada de deslumbrarme con el brillo de tanta sonrisa fingida… Aprendí a no desperdiciar mi tiempo engañando a nadie. También es cierto que ya, pocos me importan… Observo mi alrededor, ¿los ves? Son como líneas paralelas idénticas… Cada vez me siento más desconectada de todos… Empiezo a ver sobre mi piel oleadas de vapor coloreado… En cambio, me resulta más difícil distinguir lo que significa hoy, ser persona de ser, simplemente, humano… Contemplo el desamparo de las plantas… No aprecio luz al final de ningún túnel porque estoy aquí, enredada en la maraña de un paisaje de tormenta… sintiendo la lluvia por dentro y el fuego en la mirada.

Continúa leyendo…

Categorías: Escritos Relatos
Noche mágica

Noche mágicaNoche mágica.

Recuerdo la noche en la que me enamoré de ti. Éramos jóvenes en busca del misterio. Juntos ascendimos hasta los muros de La Alhambra y nos olvidamos del tiempo en sus jardines. Ni el frío ni la humedad, nos hicieron desistir del disfrute del mármol de sus bancos ni de la belleza de sus fuentes. Recuerdo que mirábamos cada árbol como si pudieran hablarnos y que perseguíamos las acequias en busca de peces de colores. Sentí que volvía a ser una niña y que yo también formaba parte del bosque y la roca.

Visitar La Alhambra de noche es acceder sólo a sus jardines y al exterior de sus edificios pero también, es encontrarte a solas con ellos. Los turistas no suelen venir de noche y la paz y el silencio que reina en el lugar, invitan a acallar la mente y los labios.

Continúa leyendo…

Categorías: Escritos Relatos
Me quedo
Me quedoMe quedo.

Me quedo con las horas dormidas y los sueños desvelados. Me encuentro a solas, a escasos instantes de la fantasía… Y a miles de kilómetros de la realidad.

Me quedo y me encuentro. Me encuentro y me quedo, en silencio… Contemplando la tenue oscuridad del pálpito. Al arropo de quien conoce mis sueños, de quien me brinda la realidad.

Me encuentro, como siempre, desvelando pesadillas, arrucando fantasías. Lejos del ruido, pegada a la conciencia. Haciendo lo que me dicta el instinto. Cerrando puertas y abriendo el alma de par en par.