Categorías: Escritos Relatos
Si vuelves

si vuelves

Si vuelves

a llevarte retales de mí, al menos, llévate mis horas muertas. Quédate con los paisajes apagados y fríos, con las ventiscas y los llantos reprimidos. No necesito nada de ellos ni tampoco, necesito nada de ti.

Quédate con las miserias y desprecios que me hice, con las migajas compasivas de las que me alimenté, con las mentiras que yo misma, me inventé… Aleja de mí, los fracasos que me achantaron y las burlas y críticas, que me amarraron a la imagen que otros tenían de mí.

Si vuelves a robarme algo mío, asegúrate de que sean, los juicios que encasillan mi existencia. Cerciórate de arrebatarme la mierda que tragué, por miedo a quedarme sola y asegúrate, de no olvidar nada que sea tuyo, porque nada de esto, me importa ya y ni mucho menos, me importas tú.

Si vuelves, que sea para evaporarte.

Imagen: James Bulloug

Categorías: Escritos Relatos
Notas al aire

Notas al aireNotas al aire

Me voy lejos de ti, lejos del ruido.

Me marcho, para que mis pasos no vuelvan a cruzarse con los tuyos.

Para que la espina de esta rosa se pudra.

Para que el silencio recicle tu ausencia.

Me retiro al lugar donde las voces no llegan.

Conmigo, el cielo y el mar, las horas y los sueños que me quedan.

La brisa transformará mi cuerpo en crisales de sal.

Sonreiré.

Hoy aprendí, que los corazones más grandes son también, los más callados.

Imagen: Mikko Lagerstedt

Notas al aire.
Categorías: Escritos Relatos
Declaracion de intenciones

Declaracion de intenciones

A ti, amor,

Que eres risa brotando de mis venas. Melodía invisible, que envuelve mi madrugada. La luz palpitante en el centro de mi pecho… Mi equilibrio.

He de decirte que yo… voy a dejar de quererte… sólo un poquito. Necesito reconectar con ese abismo helado al que se enraizó mi corazón… hasta que llegaste.

Voy a marcharme y apartarte a un lado… sólo, por un ratito. Deseo escuchar el sonido de mis pasos sobre el asfalto, cuando la lluvia se lleva consigo mi melancolía, en forma de lágrimas.

Voy a pensar que, a partir de ahora, no formas parte de mi mundo… sólo, por probar. Para sentirme desorientada de nuevo, ensimismada en mis pensamientos repetitivos, ausente… Inconsciente.

Voy a dejar que la monotonía empañe mis ojos y me haga creer que formo parte de un sistema apolillado… como cuando no te conocía. Respirar la polución de un aire enrarecido y percibir mi cuerpo, como a un ser extraño, alejado de todo cuanto le rodea… desconectado de mí.

Continúa leyendo…

Categorías: Escritos Relatos
No te ames

No te amesNo te ames, el amor está sobrevalorado. Preocúpate más por agradar a otros, pues no eres nadie si estás sola. No te ames, no merece la pena mirar hacia adentro, donde viven tus demonios. Sólo cúbrete de ropas bonitas y sepulta tu rostro bajo la lápida del buen maquillaje (ese que te cuesta tanto dinero conseguir y que te consume tanto tiempo en aplicar, para que, de esta manera, parezca que no llevas nada).

No te ames, nadie necesita que lo hagas y a nadie le importa lo que tú necesites. Piensa que todo el mundo se rendirá a tus pies, si tus dientes brillan más que tus ojos tristes. Nadie se fijará en lo vacía que está tu alma, si pintas tus labios del carmín más sensual que encuentres. No te ames, porque el amor, no es cosa de uno ni de dos. Si quieres disfrutar del cuerpo de quien gustes, ¿para qué amarle? Amar es una palabra bonita que puedes ir regalando a todo el mundo, así creerán que te importan y te verán como tienen que verte: complaciente.  ¿Qué más da lo que tú sientas?

No te ames y cambia de una vez esa birria de cuerpo con el que naciste. Esfuérzate por tener una imagen de photoshop sin photoshop, o acabarás más sola que la una. Ahorra, necesitas dinero para arreglar esa tabla de planchar a la que llamas pechos y esa celulitis que no se va por más cremas que te eches. Acéptalo, nunca te verás lo suficientemente buena para nadie y tendrás celos de cualquiera, porque todos parecen felices en su mierda de vida, excepto tú.

No te ames, consigue que otro te complete. Eres la mitad de alguien y sería una pena acabar tus días, demacrada y rodeada de gatos. Odia tu cumpleaños, total, cuanto más vieja, más fea y a nadie le gustan las feas… ni las gordas, ni las que hablan demasiado, ni las que piensan, ni las que protestan, ni las que tienen carácter (oh, a esas sí que no las traga nadie, son unas mandonas). Continúa leyendo…

Categorías: Escritos Relatos
El velo

El veloEl Velo

Siento que la ilusión se desvanece. La mugre de esta oquedad que me guarda, se ha convertido en una mezcla de lodo y cenizas. Sustancia viscosa que, lentamente, resbala por las paredes e impregna el suelo. Avanza dejando tras de sí, un reguero sombrío. Engulle las juntas de las baldosas y llega hasta mis pies descalzos, empapándolos. Calmando con ellos y por el momento, su sed de mí.

Inspiro. Vapores de desengaño penetran en mi cuerpo y desgarran mi carne junto con mis creencias. Apenas me quedan fuerzas para replantearme si existe una pizca de verdad en mi pasado, pues ya me he rendido ante lo que es y lo que es y lo que soy, son sólo energías en movimiento.

Me gustaría derramarme por el abismo de hielo. Transmutar mi cuerpo hasta hacerlo insustancial. Volar, volar cada vez más alto, como lo haría un ave a través del humo y el fuego, por encima de senderos tortuosos, hasta llegar a su destino. Me encantaría ser valiente y no mirar los vaivenes de este tren oxidado. Temer que mi parada sea la próxima, me muestra lo mucho que aún me queda por aprender. Mientras trato de serenar este instinto primitivo, contemplo las caricias enmohecidas que tatúan mi recuerdo y el anhelo de la lluvia empañando de nuevo, mis ojos, me invita a soñar.

Continúa leyendo…