Categorías: Escritos Relatos
amapolas
Amapolas

Creí conocer la vida y la muy puta, no deja de sorprenderme.

Hoy hay un montón de gente por casa y el alboroto es incesante. ¡Así no hay quien se escuche pensar! ¿Quién me iba a decir a mí, que, a mis setentaitantos, me echaría novio? ¡Ay, si mi pobre madre levantase la cabeza, se volvía a morir del escándalo! Antes, una tenía que llevar el luto hasta su muerte, hoy ya no. Hoy te puedes ir con el vecino de enfrente, que está bien visto y, adiós muy buenas.

Lo que más desearía en este momento, es que me dejasen sola, porque estoy tratando de contar mi historia y con mis hijos, nietos y biznietos, dando vueltas por aquí, no hay manera de atinar. Mira que les quiero con locura, pero me dejan la cabeza trastorná, sobre todo, los más jóvenes. Ya pasé mi juventud criando niños, ya no estoy pa’ tanto crío.

Como os decía, me he ennoviao. Continúa leyendo…

Categorías: Escritos Relatos
Las Aventuras de la Albondiguilla con Coleta

Sobrevivir a la primera semana

Ya hace una semana que decidí cambiar mi estilo de vida y hacer más ejercicio. Bueno, en realidad, sólo decidí hacer más ejercicio ya que, en cuanto a mi alimentación, tampoco tiene demasiados excesos y se puede clasificar dentro de unos parámetros normales.

Mi objetivo era acudir al gimnasio entre tres y cuatro días a la semana y probar clases grupales nuevas. En esta primera semana puedo decir que he cumplido mi objetivo yendo cuatro días. En esos cuatro días, además, he probado por primera vez las clases de Fitness, Strech Pilates y Tabata. No está mal. Continúa leyendo…

Categorías: Escritos Relatos
Lo acepto
Lo aceptoLo acepto.

Me vuelvo hacia adentro, soy instante.

Me deshago en espuma y vapor de vaho. Respiro, estoy muriendo.

Aparezco en mitad de un anhelo que se desangra, lentamente, sobre todos los debería que pude hacer y no obstante, no realicé. Callo y respiro escarcha.

Me siento tibia, empapada en la hiel que emborracha los fragmentos de mis amores pasados. Flota el resentimiento alrededor de ellos, como si fuera un iceberg famélico, abandonado a su suerte. Tiemblo.

Me cobijo entre los recovecos de un puñado de lágrimas que no fui capaz de liberar y me duermo. Pasa el tiempo, envejezco. Amanezco desnuda a los pies de un amanecer que ahuyenta al miedo. Siento calma.

Miro hacia abajo, y en mi periferia descubro mi inexistencia, a través del Soy más puro. Exploro lo que percibo, deslumbro. Libre al fin, del dolor, la pena y la culpa. Comprendo el camino, deshojada del apego. Lo acepto.

Fluyo.

Imagen: Daniel Kordan

Categorías: Escritos Relatos
Notas al aire

Notas al aireNotas al aire

Me voy lejos de ti, lejos del ruido.

Me marcho, para que mis pasos no vuelvan a cruzarse con los tuyos.

Para que la espina de esta rosa se pudra.

Para que el silencio recicle tu ausencia.

Me retiro al lugar donde las voces no llegan.

Conmigo, el cielo y el mar, las horas y los sueños que me quedan.

La brisa transformará mi cuerpo en crisales de sal.

Sonreiré.

Hoy aprendí, que los corazones más grandes son también, los más callados.

Imagen: Mikko Lagerstedt

Notas al aire.