Categorías: Escritos Poemas
NicolasBruno

Tragedia

Debí imaginar
que los sueños serían
menos sueños sin los tuyos.
Que mi voz se rasgaría
en áspera resignación
sin pronunciar tu nombre.
Que el vértigo que me supone
poner un pie en el gélido
suelo desde la cama,
se haría insoportable.

Y qué le hago, amor,
si me apunté a esta aventura
a sabiendas que el género
literario de esta obra
de idas y venidas a camas ajenas,
a bocas que no saben nada de poesía,
a calor estacionario exento de alma,
al dolor.
Qué le hago, amor,
si yo, que sabía, me creí inalterable.
Mentí.
Y ahora,
desde mi atalaya de sábanas rajadas
y vodka con naranja,
me hundo a un palmo de la desesperanza
mientras continúa la obra
de buenos días, cómo estás, te veo mejor.
Muérete.

Qué le hago, amor,
si el casco está dañado.
Si hemos abierto una brecha
y el agua, los reproches y la mierda,
entran descontrolados.
Y es que siempre lo supe, amor,
lo nuestro está acabado,
decrépito, difuso, desocupado.
Aun echándote de menos,
el guión de nuestra obra se quema
y no importa, no vale un duro
nada de esta puta tragedia.

Imagen: Nicolas Bruno
The following two tabs change content below.
Pilar Ortiz
Amante de las buenas historias, fruto de una imaginación desbordante. Apasionada, descriptiva y muy visual. Sus cualidades sólo son superadas por sus ganas de aprender y perfeccionarse en el arte de la escritura.
Pilar Ortiz

Publicaciones por Pilar Ortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *